Stay

Ya lo había abandonado, casi como si nunca hubiera estado cosido a mi, pero el tiempo se desvanecía, y yo prefería pedir perdón que correr. Ahora me arrepiento y he vuelto, pero he vuelto distinta. Me he cargado de cientos de cosas que me encantan, y también de muchas que siempre odié. Me he dormido con una luz tenue sobre mi propio brazo mientras vestía un jersey negro de cuello alto, y me he quedado mirando mis posibilidades hasta entumecerme. También me he caído, pero para mi sorpresa lo he disfrutado. Y cuando por fin he decidido, he seguido andando sola por la calle. Todo estaba vacío y a oscuras, pero no he tenido miedo. Los murciélagos que una vez me asustaron estaban ahí para guiarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s