A veces a las canciones les sobra la letra.

– O,  ¿y si han visto algo que realmente soy o algo de mí y no les gusta pero aún así lo intentan? Eso es peor todavía. Es peor que ser el maniquí del escaparate, que ve continuamente a las personas pasando, y fijándose únicamente en su madera. 

– Alicia, no te centres ahora en eso. Termina las cosas que dejas a medias.

Había olvidado lo que realmente quería decir. No se trata de algo concreto, sino de muchos aspectos. No se reduce a ningún nivel en particular, tal vez la soledad, pero la soledad está en todas partes. 
A veces a las canciones les sobra la letra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s