El tiempo seguirá pasando y no habrá camaras que lo graben.

El ser humano cada día me sorprende más. Cada día es más increíble. Destruye especies, decide cuáles han de sobrevivir, las maltrata alegando que es por su bien, las enjaulan, cambian su procedencia, domestican, exterminan, ¿qué? ¿qué puta decisión es esa? ¿quién eres para poner en una puta jaula de cristal a un animal en peligro de extinción para que lo graben, fotografíen , y exclamen sobre su belleza? “¡Oh si, me encanta, es precioso! Vámonos que mañana tengo dentista.” o por supuesto el típico: “No, si es que es por su bien, aquí controlamos su alimentación” Porque por supuesto, antes de que el ser humano existiera, las especies no sabían qué comer ni cómo hacerlo. Deja al mono en la puta libertad, que es donde tal vez no tendrá una vida de 30 años, pero será infinitamente mejor que una vida de 50 en una jaula. Si ves que está herido, lo ayudas, pero no te intentes adueñar de él porque ni te pertenece, ni lo hará aunque lo tengas en una jaula.

Están las personas a las que les gusta la naturaleza y la aceptan, y las que les gusta la naturaleza pero tienes que meter los cojones en ella para “mejorarla”.

Anuncios

Todo el mundo cree tener razón. Sobre todo los gilipollas.

Te dirán de qué madera estás hecha, pero es tu decisión creértelo o no. Solo tú sabes de qué madera estás hecho, y cuando lo olvides, no olvides recordarlo.