Tu sabías quien era cuando no podía ni decírtelo.

Escúchame, idiota, a veces eres tan retrasada… no apestas, eres una vaga de mierda, si no llevas las cosas mejor es porque lo dejas todo para el final, no te aprovechas al máximo y pierdes el tiempo, pero no me vengas con gilipolleces, que enemigos tenemos todos, y perfecto no es nadie. Además nada es tan negro como en nuestro peor día ni tan blanco como en el mejor. Deja de sobrevalorar las cosas que sobrevaloras y deja de subestimar lo que subestimas. Eres un ser humano aún un poco adolescente que necesita aprender muchísimo, pero que lleva bastante aprendido. Contrólate muchas veces, y deja de hacer cosas de niñata inútil porque no lo eres, madura respecto a eso. Controla tus actos y hazte más responsable, pero valórate más. Nadie vale más ni menos que tú, nadie tiene una verdad única y todo el mundo ha de anteponerse a sí mismo ante los demás. (En su justa medida, sin egoísmos.) Procura respetar, aunque eso lo haces bastante bien. Sigue con la empatía, pero no antepongas nada a tu bienestar, porque nadie lo hará por ti.
Cúrrate más las cosas, porque ahora es bellas artes, pero cuando sea biología la media si que importa, más que para una erasmus. Sé más cabezona y concienzuda. Más perfeccionista, más detallista. No te lances al fuego pero tampoco te dejes congelar. 
Huye cuando lo necesites, pero sabiendo que volverás, vive a gusto contigo misma, con las cosas pequeñas, y ten paciencia con las grandes. Compartimenta. No des tanto de ti a los demás pero deja que te conozcan. Si no funciona, no te hundas, se pasa mal, pero sigue. Siempre tienes gente, aunque no siempre la veas a tu lado. Siempre creemos en las falsas promesas porque no vemos que son falsas hasta que es tarde. También procura no hacerlas, claro. Todos cometemos errores, solos unos estúpidos humanos, pero si te sientes hundida, perdida, y más abajo que los peces abisales, si crees que estás sola o te vuelve a dar por el melodrama, la autocompasión, o la autodestrucción, piensa en esto: la vida. La vida que surgió hace 3 500 millones de años. La vida que puedes crear, cuidar o salvar. La vida de tu herpes, la vida de los osos, los gatos, medusas, virus, la vida de las ballenas. La vida que salio del agua, de la nada. El polvo de estrellas. Naciste de la nada, y solo la misma vida podrá contigo: la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s