¡Mierda! ¡Instalaciones!

Coges un pincel, lo manchas de óleo, lo llevas al lienzo, la cagas, te asustas, coges otro pincel, lo solucionas. Queda mejor de lo que te esperabas.

Viene una mosca en pleno diciembre a saludarte (y a comerse tus tortitas).

Coges otro pincel, y hasta que lo dejas pasa una hora. Paras, miras el reloj. Necesitas café.
¡Mierda! Me acabo de tomar un café y son las siete y media de la tarde!
Terminas de pintar, no te gusta. Lo odias. Te pasas la noche pensando como podrías solucionarlo. La cagas. Lo dejas peor de lo que estaba. Lo arreglas. Te encanta. ¡Vaya, ya está amaneciendo! …Mejor me voy a dormir, ya iré otro día a Instalaciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s